miércoles, 21 de febrero de 2018

Bosques de Alcornocales

Ayer publiqué un paisaje de la serranía de Grazalema. Hoy muestro un bosque emblemático de Los Alcornocales. Ambos espacios naturales se encuentran en la tierra donde nací, me crié y vivo actualmente, así que se puede decir que ambas sierras las llevo muy adentro, como se suele decir. Si me tuviese que decidir por uno u otro me resultaría difícil no sabría con cuál me quedaría, pues cada uno tiene sus encantos y un atractivo especial. Ambos están ampliamente comunicados entre sí, si empezamos por el sur de la provincia de Cádiz diríamos que Alcornocales va primero y las sierras de Grazalema son su continuación. Sin embargo son áreas muy diferentes, de composición geológica y climatología muy diferentes y por tanto hábitats muy dispares también. Podríamos decir que son dos espacios naturales con su propia personalidad aunque estén justo uno al lado del otro. Existe también una zona de transición muy interesante donde confluyen estas dos grandes personalidades, donde las características de uno y otro se entremezclan y dan lugar a otro hábitat también muy singular. 

Así que tengo mi corazón dividido, doy fe de que esto puede ser así. :)


Serranía de Grazalema


sábado, 27 de enero de 2018

miércoles, 24 de enero de 2018

martes, 9 de enero de 2018

¿De fiesta?

Tener la suerte de encontrar un camaleón entre primavera y otoño es algo casual, pero encontrar uno en pleno invierno... Así se encontraba este pequeño dragoncillo, agarrado a la rama de un moral un siete de Enero. Esperemos que aguante bien las lluvias.


martes, 5 de diciembre de 2017

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Lazos y cajas trampas en las fincas gaditanas.

Las siguientes imágenes muestran la realidad de las fincas y cotos de caza en la provincia de Cádiz. Mallas repletas de lazos de acero y cajas trampa colocadas para eliminar carnívoros. Ambas trampas están totalmente prohibidas, su tenencia y cuanto menos su uso, sin embargo colocarlas es una práctica muy habitual en los cotos de caza de las sierras de Cádiz. 

La finalidad con la que se ponen estas trampas mortales es acabar con todo predador posible que haya en las fincas, ya que el animal que cae en un lazo terminará muriendo asfixiado por el cable de acero, mientras que en las jaulas, o bien muere de inanición o deshidratación, o si es encontrado vivo es golpeado hasta la muerte o tiroteado. Pero ningún carnívoro que cae en ellas, vive.

La  clase de carnívoros que desgraciadamente cae en estas trampas abarca a todos los medianos y pequeños carnívoros ibéricos; zorros, meloncillos, ginetas, garduñas, turones, tejones, gatos monteses y linces. Todas estas especies excepto el zorro son especies protegidas y algunas en peligro de extinción, sin embargo se siguen exterminando libremente.

¿Qué pasa entonces?. ¿Si estas trampas están prohibidas y las especies que matan están protegidas?, ¿qué está pasando entonces realmente?. ¿Por qué se siguen colocando deliberadamente y sin control?. ¿Quién es el responsable de que esto siga sucediendo de forma desmedida en los cotos y fincas de la provincia de Cádiz? Podríamos decir que el responsable directo es el dueño del coto o finca, y así es efectivamente. Pero el hecho de que estos actúen libremente sabiendo que es un acto prohibido, de gravedad y sancionable, no es otra que la falta de vigilancia. Falta de inspecciones periódicas en los cotos y fincas para controlar que esto no suceda. Existe una administración responsable de velar por la correcta gestión y que se cumplan las normas en los cotos de caza, sin embargo ese control no se realiza, no existen inspecciones periódicas, y dada estas circunstancia estos se sienten libres para colocar este tipo de trampas prohibidas y mortales para nuestra fauna silvestre.

Esta no es ni más ni menos, que la trágica realidad de lo que sucede día tras día en la mayoría de los cotos de caza  y fincas de las sierras de la provincia de Cádiz.


 

Lazos y caja trampa colocada en las serranía de Grazalema (Cádiz).